Plántale cara al hambre: Siembra - #ManosUnidasSiembra

Emergencia alimentaria en África

 

1 - APOYO A REFUGIADOS SURSUDANESES EN UGANDA: 50.000 €

Manos Unidas ha acudido a la llamada de sus socios locales en el Norte de Uganda, la oficina de Cáritas de la diócesis de Nebbi, que acoge a más de 120.000 personas desplazadas desde Sudán del Sur, cifra que aumenta cada día. Estas personas llegan a Uganda en muy malas condiciones y con altos índices de desnutrición.

Uganda, que se ha convertido en el tercer país de acogida de refugiados en el mundo. En el norte del país se han establecido varios campos de refugiados donde, de momento, casi un millón de sursudaneses están encontrando algo de ayuda y seguridad. Pero los recursos son escasos y se ven rápidamente mermados por la llegada masiva de personas que requieren atención humanitaria urgente.

En Manos Unidas estamos trabajando para mejorar las condiciones de vida de las personas refugiadas, por medio de la compra y distribución de mantas, sábanas, ropa de segunda mano, utensilios de cocina, tazas, platos, jabón, material escolar, sal, azúcar, lámparas solares y azadas. Además, se ha excavado un pozo, para evitar la proliferacion de enfermadades gastrointestinales y para abastecer, tanto al campo, como a la población local que vive en los alrededores, que se están vuendo también gravemente afectadas por la situación. El número total de beneficiaros directos es de 1.500 personas.    

 

 Haz un donativo a Manos Unidas


Hambruna en Sudán del Sur_Foto:Manos Unidas

La emergencia alimentaria en Sudán del Sur ha alcanzado tal magnitud que el Gobierno del país solicitó a Naciones Unidas la declaración de hambruna en Unity, una zona situada en el centro-norte del país, aunque se prevé que el hambre se extienda a otras regiones e incluso a la capital. En Manos Unidas estamos preparados para actuar en cuanto nuestros socios locales con más capacidad de reacción, envíen sus peticiones.

Además de los proyectos de desarrollo, que forzosamente han tenido que limitarse en los últimos años debido a la falta de infraestructuras, el peligro de robos en las carreteras, la falta de materiales de construcción, de técnicos, etc., Manos Unidas lleva cuatros años trabajando para proporcionar ayuda humanitaria (comida nutritiva para mujeres embarazadas, bebes y niños pequeños, medicinas y asistencia médica, ayuda psicológica, material escolar, mosquiteras, etc.) en los campos de refugiados de Juba, la capital, a través de la congregación india “Daughters of Mary Immaculate”.

También colaboramos con el Servicio Jesuita para el Refugiado (JRS en inglés) en los campos de refugiados de Maban, donde apoyamos iniciativas educativas y proporcionamos ayuda psicológica.

Ante el agravamiento de la situación, hemos solicitado a nuestros socios locales con más capacidad de reacción, que nos envíen sus peticiones. Uno de los problemas más graves que se presenta es la dificultad para comprar y distribuir la ayuda, debido a la inseguridad de las rutas de distribución, ya que estamos hablando de un país en plena guerra civil. Uno de estos socios es “Solidarity with South Sudan” (Solidaridad con Sudán del Sur), con el que llevamos muchos años trabajando y que tiene centros en Juba, Yambio y Wau.

Esta es la primera vez en seis años que Naciones Unidas declara la hambruna; la última vez fue en el año 2011 en Somalia, cuando murieron 260.000 personas de hambre.

Sigue leyendo


Manos Unidas en Sudán

Proyectos de emergencia:

Emergencia en Sudán del sur1 - EMERGENCIA EN EL SUR DE SUDÁN: 14.734 €

 El proyecto se desarrollará en la misión cátolica de Wulu, de la diócesis de Rumbek, en la región de Lagos, al noroeste del país. La sequía que ha afectado al país desde 2016 ha provocado la pérdida de las cosechas de su población, mayoritariamente de la tribu Jur Bel, quienes practican la agricultura de subsistencia, y que sobreviven en condiciones extremas por la falta de alimentos y agua.

Con el objeto de contribuir a aliviar el hambre de la población afectada por la sequía y la guerra en Sudán del Sur, los Padres del Espíritu Santo tratan de socorrer como pueden a las personas más necesitadas, principalmente a niños y ancianos, y Manos Unidas va a proporcionar esta ayuda de emergencia a 905 personas: 405 ancianos y 500 alumnos de las escuelas de primaria y prescolar de la misión durante dos meses. El reparto de alimentos - harina de maíz, judías, sorgo, sal y aceite - se realizará por parte de los miembros del consejo de la iglesia.

Haz un donativo a Manos Unidas 

 


El Gobierno de SOMALIA ha declarado la situación de emergencia nacional a causa de la sequía que azota nuevamente el país. Estas circunstancias han obligado a más de 257.000 personas a abandonar sus hogares entre los meses de noviembre de 2016 y febrero de 2017. La mitad de la población somalí necesita ayuda urgente para sobrevivir. Las mujeres -sobre todo las embarazadas y las lactantes- y los niños son los que más sufren esta realidad, y los que menos posibilidades tienen de sobrevivir si no llega la ayuda a tiempo. Se prevé que en 2017 habrá casi un millón de niños con malnutrición aguda y 185.000 con malnutrición severa si no reciben tratamiento médico urgente. Ante el deterioro continuo de la situación alimentaria, es crucial un aumento urgente de la respuesta humanitaria internacional para salvar vidas y evitar una nueva hambruna en Somalia, la tercera en tan sólo 25 años.

Manos Unidas en Somalia

Proyectos de emergencia:

Emergencia en Somalia2 - EMERGENCIA EN EL SUR DE SOMALIA: 65.841 €

Más de seis millones de personas necesitan ayuda humanitaria en Somalia, cerca de 3 millones sufren de inseguridad alimentaria aguda y un millón de personas han tenido que desplazarse internamente. La falta de agua y de pastos para el ganado, además de la inseguridad y violencia ha afectado a las familias más vulnerables del norte del país, que se han visto obligadas a dejar sus hogares y buscar ayuda en el sur, junto a la capital, Mogadiscio.

Para contribuir a la mejora de la salud y la nutrición de la población desplazada del norte del país por la sequía, la organización humanitaria International Rescue Commitee (IRC), como socio local, ha solicitado de Manos Unidas ayuda para dotar de medicinas, material clínico y de laboratorio a dos centros de asistencia primaria en los distritos de Deynille y Dharkeynle, próximos a Mogadiscio. Los beneficiarios del proyecto son un total de 1.600 familias (aproximadamente 17.183 somalíes) que se han instalado en esta región y que recibirán asistencia médica urgente durante tres meses.

Haz un donativo a Manos Unidas 

 

1 - EMERGENCIA EN EL SUR DE SOMALIA: 34.300 €

El proyecto se desarrollará en el sur de Somalia, el país más oriental del Cuerno de África, donde la sequía vuelve a golpear a la población sólo seis años después de la anterior. La falta de agua ha arrasado las cosechas y ha terminado con el ganado, a lo que hay que añadir la situación de inseguridad y violencia que sigue habiendo en varias zonas del país. Las tasas de desnutrición y las enfermedades relacionadas con este desastre natural ya han alcanzado niveles críticos. Esta intervención de emergencia pretende atenuar el desastre humanitario provocado por la grave sequía que afecta a Somalia. La escasez de agua ha causado una severa crisis alimentaria y un alto nivel de desplazamiento de gran parte de la población –unas 257.000 personas- que han ido hacia el norte y sur del país.

Se estima que tres millones de personas se enfrentarán a una severa inseguridad alimentaria en los próximos meses.

La ONG local lleva adelante desde hace varios años una clínica materno-infantil y, a través de las hermanas de la Consolata, solicita la colaboración de Manos Unidas para proporcionar durante 3 meses alimentos nutritivos (arroz, azúcar, judías, aceite y dátiles) para 300 familias desplazadas por la sequía en Somalia.

Haz un donativo a Manos Unidas



Manos Unidas Emergencia Etiopia

El Gobierno Etíope ha publicado el “2017 Humanitarian Resouces Document”, en el cual estima que 5,6 millones de personas van a necesitar ayuda alimentaria de emergencia para junio 2017. Se espera que 303.000 niños requieran tratamiento para la desnutrición grave y aguda en 2017. Además, 9,2 millones de personas necesitan acceso a servicios de agua potable y saneamiento y 2 millones de niños en edad escolar requieren alimentación escolar de emergencia y asistencia para materiales de aprendizaje.También están afectados por la gran cantidad de somalíes que entran en Etiopía, huyendo de la crítica situación en su país.  Hay 811.555 refugiados en Etiopía (ACNUR, febrero de 2017), la mayoría procedentes de Somalia, Sudan del Sur y de Eritrea.

1 - EMERGENCIA EN LA REGIÓN SOMALÍ DE ETIOPÍA SOMALIA: 15.350 €

El proyecto se está desarrollando en Afder, una de las nueve zonas de la región etíope de Somalí, con una población de unas 570.000 personas. La falta de lluvias de los últimos 18 meses ha provocado un grave deterioro de la seguridad alimentaria y de las condiciones pastorales en la zona, donde hasta los camellos los mueren de sed. Esto ha hecho aumentar de manera alarmante las tasas de desnutrición moderada y severa, con el consiguiente abandono escolar, y las enfermedades derivadas del consumo de agua en mal estado.   

Para paliar esta terrible situación, la oficina de operaciones para el sur de la Región Somalí Misión Católica de Gode, socio local de Manos Unidas, ha solicitado nuestro apoyo para la compra y distribución de agua potable, durante cinco meses, para unas 15.000 personas en la comunidad de Igit, en Afder, donde el consumo de agua contaminada pone en grave riesgo a una gran parte de la población que llega al hospital en un pésimo estado de salud.  

El proyecto se llevará al cabo en plena coordinación entre a Misión Católica de Gode y el hospital de Hargere, la capital de Afder. El socio local aportará el personal para la coordinación de las actividades del proyecto.

Haz un donativo a Manos Unidas


Emergencia alimentaria en África

El Gobierno de KENIA ya ha hecho un llamamiento internacional diciendo que el país se encuentra en una situación de crisis. La estación de lluvia corta ha durado menos de lo habitual y las lluvias han sido menos intensas. El año pasado también llovió muy poco. Es importante la ayuda humanitaria, sobre todo en zonas pastorales. Las temperaturas son más altas de lo normal (2-3 grados más de lo normal), los pozos se están secando (en el norte del país, el 70% de los pozos se han secado), los animales se mueren (incluso los camellos) y las cosechas están fallando. Las previsiones de lluvia en la época larga de lluvia (de marzo a mayo) son que va a haber menos lluvia de lo normal. 23 de 47 regiones están afectados y 2,7 millones de personas dependen totalmente de ayuda para sobrevivir. 

Manos Unidas en Kenia

Proyectos de emergencia:

5 - EMERGENCIA EN EL NORESTE DE KENIA: 62.398 €

Los repetidos episodios de sequía en el Distrito de Turkana, parroquia de Lokitaung, al noreste de Kenia, necesita una respuesta urgente. 15 aldeas con una población aproximada de 621.000 personas -en su mayoría nómadas o semi-nómadas-, están sufriendo las consecuencias de esta catástrofe natural; viven en la pobreza extrema, padecen hambruna y malnutrición. Las instalaciones de agua son prácticamente inexistentes y las comunicaciones malas y escasas; además padecen inseguridad debido a los conflictos fronterizos.

Este proyecto pretende proporcionar ayuda humanitaria de emergencia a la población afectada por la sequía en el norte de Kenia, cuyos beneficiarios son 500 familias en situación crítica entre los que se encuentran discapacitados, enfermos, ancianos, niños menores de 7 años y mujeres embarazadas o lactantes. Manos Unidas se encargará durante tres meses de la compra y distribución de agua y alimentos (arroz, maíz, frejol, azúcar, té, aceite y sal), mientras que la coordinación y supervisión correrá a cargo de la Congregación de las Misioneras Sociales de la Iglesia.

Haz un donativo a Manos Unidas










4 - EMERGENCIA EN EL NORTE DE KENIA: 145.000 €

El proyecto se desarrollará en el condado de Turkana, al noroeste de Kenia donde no llueve desde el pasado agosto. El gobierno ha declarado la actual sequía de emergencia nacional y ha solicitado ayuda para contrarrestar las consecuencias de la misma, puesto que son ya 24 de las 47 regiones del país las que están afectadas por la inseguridad alimentaria.

Esta intervención de emergencia pretende atenuar el desastre humanitario provocado por la sequía que sufre Kenia, en donde la escasez de agua ha provocado un estado de desnutrición severa en gran parte de la población. La región de Turkana, está fuertemente afectada por las recurrentes sequías; el 52% de la población depende de ayuda humanitaria para sobrevivir; se han perdido las cosechas, sus habitantes sufren enfermedades derivadas de la desnutrición e incluso con riesgo de muerte, afectando especialmente a ancianos, mujeres y niños.

Cáritas Lodwar solicita la colaboración de Manos Unidas para mejorar la nutrición a 5.000 niños entre 3-6 años durante 6 meses en 142 centros de pre-escolar en 27 parroquias del condado. Manos Unidas colaborará con la aportación de fondos y la distribución de la comida diaria básica. Asimismo, se formará a los profesores y cocineros de las escuelas para mejorar la salud de los niños y garantizarles una actividad escolar adecuada.

Haz un donativo a Manos Unidas

 3 - EMERGENCIA EN EL NORTE Y ESTE DE KENIA: 15.000 €

El proyecto se desarrollará en el condado de Baringo, en el valle del Rift, al oeste de Kenia afectado fuertemente por la sequía. El Gobierno del país ha declarado la situación de desastre nacional, casi la mitad de las regiones padecen inseguridad alimentaria y 2,7 millones de personas dependen completamente de ayuda para sobrevivir.

Esta intervención de emergencia pretende paliar el desastre humanitario provocado por la sequía que sufre la región de Baringo, habitada por las etnias Turkana y Tugen, que se encuentran bajo el umbral de la pobreza. Las consecuencias de la catástrofe natural han afectado negativamente a las cosechas y la ganadería. La hambruna y malnutrición han empezado a aparecer, con la consiguiente incidencia de enfermedades y mortalidad, afectando especialmente a ancianos, mujeres y niños.

La ayuda de Manos Unidas a la misión de Marigat consiste en la compra y distribución de ayuda alimentaria a 1.300 personas (800 niños menores de 5 años, 300 madres con lactantes y 200 ancianos) durante tres meses. El socio local aportará el uso de sus instalaciones para la distribución de alimentos básicos (maíz y judías) que recibirán los beneficiarios.

Haz un donativo a Manos Unidas

emergencia alimentaria en kenia_Foto:Manos Unidas

2 - EMERGENCIA EN EL NORTE Y ESTE DE KENIA: 154.100 €

El proyecto se desarrollará en 10 comunidades localizadas en varias partes del norte y este de Kenia fuertemente afectadas por la sequía: Loiyangallani, Barangoi, Wamba, Campi Garba, Serolipi, Matiri, Makima, Rumuruti, Thegu y Adu. Para paliar esta situación de emergencia e intentar que no empeore, la Congregación de los misioneros de la Consolata solicita la colaboración urgente de Manos Unidas para la compra y distribución de ayuda alimentaria a 60.000 personas (10.000 familias) durante 8 meses.

De esa forma, desde las 10 parroquias, se van a distribuir alimentos de primera necesidad (maíz, judías, arroz, aceite, azúcar y sal) que los beneficiarios recibirán periódicamente y se irá observando la evolución de su estado nutricional. El socio local aportará el uso de las instalaciones de sus misiones para la distribución de los alimentos.

Sigue leyendo sobre esta emergencia

Haz un donativo a Manos Unidas

 

emergencia alimentaria en kenia_Foto:Manos Unidas

1 - EMERGENCIA EN EMAUS-HOLA: 68.178 €

El proyecto se sitúa en la región de Tana River County, en la zona de Emaús-Hola, en la costa este de Kenia, donde 10 poblaciones: Mikinduni (Emmaus, Mikinduni, Kirengende y Chanane), Lenda (Lenda, Bondeni, Handampia y Kajificheni) y Costa-Tana River (Kone y Waata) se encuentran afectadas por una fuerte sequía desde principios de octubre de 2016. El gobierno del país ha declarado la situación de emergencia nacional, 23 de 47 regiones están perjudicadas y el número de personas que padecen inseguridad alimentaria se sitúa en 2,7 millones.

Manos Unidas aporta los fondos para la adquisición de 64.500 Kilos de alimentos de primera necesidad a 570 familias (4.569 personas) de las 10 poblaciones, suficientes para cubrir las necesidades nutricionales básicas durante 4 meses y para la compra de 8.550 litros de gasolina (15 litros por familia) para el bombeo de agua de irrigación para sus campos de cultivo.

Sigue leyendo sobre esta emergencia

Haz un donativo a Manos Unidas




Comparte: