"Las familias deben permanecer unidas"

Durante la última reunión de directores de CIDSE, que terminó en Canadá el pasado 21 de junio, se redactó una declaración en la que la Junta Directiva celebraba el cambio en la política migratoria de los Estados Unidos que pondrá fin al proceso de separación de las familias que cruzan la frontera de México, aunque mantenían la extrema preocupación por las familias que ya han sido separadas y para las cuales el futuro aún es incierto. Esta situación es el resultado de una política de inmigración inaceptable e inhumana de tolerancia cero.

Los directores se unen en solidaridad con las organizaciones estadounidenses miembros de CIDSE, Center of Concern y Maryknoll Office for Global Concerns, y con otras organizaciones católicas que trabajan por la justicia, quienes han condenado la crueldad de esta práctica.

"Este es un sistema que emplea violencia y dolor al tiempo que el sufrimiento y la desesperación extremos que obligan a las personas a huir de sus hogares en primer lugar", dijo Gerry Lee, Director de la Oficina Maryknoll, en un comunicado emitido por la organización. "Ignora la aterradora realidad de hasta qué punto oscuro han llegado nuestras leyes para ser peores que la violencia que lleva a las personas hasta nuestras fronteras".

El Papa Francisco añadió su voz a la de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, que declaró que dicha política era "inmoral" y "contraria a nuestros valores católicos". Con motivo del Día Mundial de los Refugiados, el Pontífice envió también un mensaje recordando nuestra responsabilidad de amar y cuidar a los inmigrantes: "La dignidad de una persona no depende de que sea un ciudadano, un migrante o un refugiado. Salvar la vida de alguien que huye de la guerra y la pobreza es un acto de humanidad ".

Nicaragua

Al mismo tiempo, la situación en Nicaragua ha sido también un punto de gran preocupación. Los directores de CIDSE han expresado su conmoción ante la represión violenta de las manifestaciones pacíficas ocurridas en el país desde el pasado 19 de abril. Aprecian enormemente el valor y la sabiduría de la Conferencia Episcopal Nicaragüense en esta lucha por la justicia y comparten su profunda preocupación por la reciente escalada de muertes, ataques y desapariciones que el país ha visto. Los directores unen sus voces a las palabras del Santo Padre, llamando a la calma y orando por la paz, la seguridad y la justicia en Nicaragua, para que finalmente la gente pueda disfrutar de una vida libre de represión, en dignidad, paz y armonía. (Ver carta)

Indígenas

Finalmente, los directores, que habían asistido a su reunión intermedia de 2018, celebrada en Montreal y organizada por la organización miembro canadiense Development and Peace-Caritas Canadá, tuvieron también un espacio participar en una actividad interactiva que les sumergió en los horrores vividos por las comunidades indígenas de Canadá a lo largo de todo el país.

También te puede interesar

Consulta las memorias de años anteriores

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Transparencia

Suscríbete a nuestra newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete