Plántale cara al hambre: Siembra - #ManosUnidasSiembra

Manos Unidas espera noticias de sus socios locales para definir su intervención en Sierra Leona

Miércoles, 16 agosto, 2017

 

Las tremendas inundaciones sufridas en la zona de Regent, en Freetown, la capital de Sierra Leona, dejan ya un balance de casi 600 muertos, entre ellos más de 100 niños, y se calcula que puede haber otras 500 personas desaparecidas.

Se trata de una zona periurbana, con edificaciones poco consistentes, lo que, unido al momento en el que se produjeron las lluvias y avalanchas de lodo -cuando sus habitantes estaban durmiendo- no ha hecho sino aumentar la magnitud de la catástrofe; uno de los peores desastres naturales que se han vivido en los últimos años en el continente africano.

El presidente del país, Ernest Bai Koroma, ha pedido ayuda urgente a la comunidad internacional: "La devastación nos está superando. Comunidades enteras han sido arrasadas. Necesitamos ayuda urgente ahora", ha declarado durante una visita a la zona de Regent, una de las más afectadas.

Desde Manos Unidas nos hemos puesto ya en contacto con nuestros socios locales en la ciudad africana para mostrarles nuestra preocupación y solidaridad, así como para ponernos a su disposición para apoyar cualquier intervención urgente. En estos momentos, los equipos de la zona están evaluando la emergencia y los próximos pasos a dar:

“Estamos en la zona de la catástrofe y estamos evaluando la situación. El gobierno nos ha pedido si podemos hacernos cargo de chicos/as que han perdido sus hogares y otros que han quedado huérfanos. Estamos abiertos a ayudar, pero queremos saber cómo es la situación antes y prepararnos desde el punto de vista logístico”, nos comenta el padre Jorge Crisafulli, salesiano, misionero en el país, y socio local de Manos Unidas.

Permanecemos a la espera de sus posibles peticiones de ayuda.

 

 

Comparte: