Plántale cara al hambre: Siembra - #ManosUnidasSiembra

¡Así actuamos!

Campaña 57: Plántale cara al hambre: siembra

Plántale cara al hambre: siembra

"Plántale cara al hambre: siembra"

Es un escándalo que todavía haya hambre y malnutrición en el mundo.  Esto nunca puede ser considerado un hecho normal al que hay que acostumbrarse, como si formara parte del sistema (Papa Francisco). En Manos Unidas no nos acostumbramos a este dato vergonzante; por ello, desde hace 57 años, trabajamos para plantar cara al escándalo del hambre. 

  • Asi sembramos en Manos Unidas. Integración en Tailanda

    12/07/2016 - Con motivo del Día Mundial de los Refugiados y en el marco de nuestra campaña, "Plántale cara al hambre: siembra" en Manos Unidas nos hemos trasladado a Tailandia donde hemos conocido la historia de Nan Phawn Awar (Mee Mee), refugiada birmana de la etnia Karen, sin pasaporte, que cruzó la frontera hace cuatro años después de que el ejército de Myanmar (antigua Birmania) quemara su casa. Ahora vive como refugiada en Tailandia y trabaja al sur de Bangkok, en una aldea de pescadores.
  • Semillas de agua en Ecuador

    19/05/2016 - En pleno páramo ecuatoriano, a 3.850 metros de altura sobre el nivel del mar, en la provincia de Chimborazo, donde el lobo, el venado y el conejo corren libres en su hábitat, se encuentra la parroquia de Palmira. Los habitantes de este remotas tierras habían soñado desde tiempos ancestrales con llevar el agua hasta lugar y poder “hacer parir la tierra”; dejar la pobreza y soñar con la producción a gran escala. Un sueño que dejó de ser una utopía con la llegada a la zona del Convenio "Alli Pacha”, puesto en marcha por Manos Unidas y la Cooperación Española, que ha hecho posible la construcción del mayor sistema de riego por aspersión de América Latina.
  • Semillas de igualdad en Marruecos

    08/03/2016 - Kawtar Bwidan, la joven marroquí protagonista de nuestra historia, es todo un ejemplo de cómo organizadas en asociaciones y cooperativas, y con la capacitación y la formación adecuadas, las mujeres se convierten en los mejores agentes para llevar el desarrollo a sus pueblos y comunidades. En Marruecos y en otros muchos países, Manos Unidas apuesta por formar y motivar a las mujeres para que lleven a cabo actividades productivas en lugares en los que las costumbres culturales y religiosas fuertemente arraigadas privan a la mujer de autonomía y autoestima.
Comparte: